Tu luz cegadora

Cuando te leo, cariño, me doy cuenta de que no soy tan “tonta” que es normal que me tengas subyugada como persona y como militante y que en mi intento de unirme a ti -que a veces encuentro infructuoso- puede que salga malparada y atomizada en mil pedazos, que es lo que me provoca tu ráfaga de luz intensa, brillante y trepidante. Y entiendo que me pueda quedar en solo ceniza tras ese intenso fuego que me abrasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: