La fábula de los tres hermanos

Letra de la canción de Silvio Rodriguez:

De tres hermanos el más grande se fue
Por la vereda a descubrir y a fundar
Y para nunca equivocarse o errar
Iba despierto y bien atento a cuanto iba a pisar

De tanto en esta posición caminar
Ya nunca el cuello se le enderezó
Y anduvo esclavo ya de la precaución
Y se hizo viejo, queriendo ir lejos, con su corta visión

Ojo que no mira más allá no ayuda el pie
óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

De tres hermanos el de en medio se fue
Por la vereda a descubrir y a fundar
Y para nunca equivocarse o errar
Iba despierto y bien atento al horizonte igual

Pero este chico listo no podía ver
La piedra, el hoyo que vencía a su pie
Y revolcado siempre se la pasó
Y se hizo viejo, queriendo ir lejos, a donde no llegó

Ojo que no mira más acá tampoco fue
óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

De tres hermanos el pequeño partió
Por la vereda a descubrir y a fundar
Y para nunca equivocarse o errar
Una pupila llevaba arriba y la otra en el andar

Y caminó, vereda adentro, el que más
Ojo en camino y ojo en lo por venir
Y cuando vino el tiempo de resumir
Ya su mirada estaba extraviada entre el estar y el ir

Ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve
óyeme esto y dime, dime lo que piensas tú

11 comentarios to “La fábula de los tres hermanos”

  1. En cualquier análisis o valoración hay que tener en cuenta los distintos contextos, más o menos amplio, y relacionarlos de forma coherente que nos permita enriquecer dicho análisis.

  2. muy bonita la canción, y cierto, no se avanza ni estando pendiente sólo de los problemas cotidianos (los pequeños detalles de la investigación) ni teniendo en cuenta solamente el fin al que queremos llegar (resolver tal cuestión); pero si la solución obvia es la síntesis de ambas, el ser consciente de ambas persepectivas, no entiendo que también lo critique como postura que nos llevaría a confusión…

  3. El discurso científico y el arte coincidiendo de forma prodigiosa.
    Sinceramente, es la primera vez que entiendo el sentido de la canción de Silvio Rodríguez, y eso gracias a la explicación teórica anterior; así somos las “cabezas cuadradas científicas” que llegamos a la poesía a través de la ciencia.
    En fin, creo que algo que nos define bastante como civilización occidental es nuestra necesidad clasificatoria, poner límites en el continuo que es la vida, escapar del “todo”, atomizar, perder la capacidad para ver la globalidad…
    Pues la verdad es que lo he disfrutado, gracias.

  4. Sólo una pequeña reflexión, no sé si productiva, con lo que dijo lula:
    Creo que hay formas y formas de interpretar el ‘Y’ de ‘ojo en camino y ojo en el porvenir’, esto es, puede llevar a confusión como bien dijiste si se piensa que se está pendiente paralelamente en ambos -como si estás pendiente tanto de la persona de tu izquierda como de la de tu derecha-; pero también puede interpretarse como una conjunción entre elementos de diferentes categorías, me explico: el porvenir es el horizonte del cual parte es estudio -hay tal problema- y al cual hay que tender -hay que solucionarlo y no irnos por las ramas-, y el camino son los pasitos que se van dando para ello, pero se entiende desde el horizonte donde está enmarcado; así, puede ser que horizonte y camino sean diferentes en el sentido de que estás pendiente de la persona de tu izquierda Y de toda la gente de la bilioteca. No sé si me explico.
    Entonces la confusión viene si tomas ambos elementos como en un mismo nivel, cuando lo que habría que hacer es considerar el horizonte -siguiendo la metáfora del poema- Y en ese marco ver qué camino seguir, cómo, hasta qué punto desviarnos, etc, pero siendo el horizonte el que da sentido al camino. El camino ES PARA el horizonte, o algo así. No que está el horizonte y también el camino como cosas paralelas, porque sino nos extraviamos.
    Eso era todo, no sé si estaréis de acuerdo o qué pensaréis,
    un saludito!

  5. Gracias a ti Wad, me ha encantado tu comentario….muy bonito y literario para ser una cabeza cuadrada científica.

    Chik

  6. Yo estoy muy de acuerdo con cristina es como que el tercer hermano considera el horizonte y, más que el camino, los elementos alrededor del camino, al mismo nivel –y por tanto a la vez-….¡normal que se quede bizco!

    En el análisis de un problema, yo interpretaría el camino, como el proceso; el horizonte como el contexto o la meta hacia su consecución y los elementos alrededor del camino -piedrecillas, ramas de árboles y demás- los que ayudan (dan luz) o entorpecen (ciegan) el proceso y por tanto muy a tener en cuenta para emprender un tipo de camino u otro.

  7. Yo creo, ampliando el comentario de todas (personas), y estando de acuerdo con todas, en que los 3 hermanos actúan de forma mecanicista y simplista, y por eso no alcanzan el objetivo y yerran en llegar. No hay que fabricar recetas, sino analizar los problemas como partes de un proceso que tienen una historia y que son complejos, con sus contradicciones. El tercer hermano es simplista: esta es su receta, como solo pendiente del camino mi hermano ha fracasado y solo pendiente del horizonte mi otro hermano también ha fracasado, ¡pues yo voy pendiente de las dos cosas a la vez! ¡je jé! Se cree muy “listo”, pero tampoco es eso, como de verdad le ocurrió.

    Así pues, creo con Cristina que lo importante es no perder nuestro objetivo, tenerlo siempre presente porque es lo más importante, pero para conseguirlo debemos “bajar” a las realidades concretas. Es en la práctica concreta donde vamos aprendiendo. Decía Engels, en su famosa frase, que el “púdin se prueba comiéndolo”, pero nuestras actividades cotidianas tienen un objetivo final que no debemos perder. Por eso, cada cierto tiempo debemos pararnos para reflexionar (crítica y autocrítica) y comprobar si los pasos dados van en el camino que queremos. Y así poder corregir si hemos dado algún paso que nos ha alejado de nuestra meta y volver al camino correcto.

    Los versos de A. Machado “caminante no hay camino, se hace camino al andar” es un aspecto de lo que estoy diciendo. Falta decir que andar por andar no sirve de nada si no tenemos claro hacia dónde queremos (debemos) encaminar nuestros pasos (y nuestra mirada).

    Un saludo a todos, y perdón si me he enrollado mucho.

  8. Caraqueño Says:

    La conclusión parece ser que pendientes del camino y también de la meta final podemos avanzar más lejos pero no sin consecuencias.

    La “mirada extraviada” la interpreto como quien ha tratado de controlar todas las variables y se ve abrumado. En otras palabras la vida es difícil como sea que la enfoquemos.

    Quizá el verdadero equilibrio sea ocuparse del camino y levantar la cabeza de vez en cuando para no perder de vista la meta. Si hubieran sido cuatro hermanos….

  9. me impreciono el poema es super b

  10. Me sorprende que ninguno hayáis entendido la canción. El mensaje es que LOS TRES HERMANOS DEBERIAN HABER IDO JUNTOS. Tan simple como eso, hay empresas que requieren colaboración, no es posible hacerlas uno solo.

    Saludos

  11. rosita Says:

    bueno me encanto la cancion y px me puso triste por que uno de ellos queria llegar a ser mas pero nunca lo logro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: